sábado, 15 de agosto de 2009

El unico cuento con final feliz de Hans Christian Andersen (en sus versiones originales, no en las de Disney) cuenta de una princesa que podia sentir un chicharo atravez de veinte colchones.

El cuento es tan poco conocido, que mi princesa entendio que le acusaba de ligera cuando le exprese que era una princesita de 22 colchones, y procedio a partirme la madre.

Me lo tomé literal cuando me dijo que jamas queria volver a saber de mi y procedí a buscar otra princesa (en el cuento de Andersen, el principe encuentra a su amor entre los sobrevivientes de un brutal naufragio en las costas de Dinamarca) en las ruinas del lobohombo.


continuara...

1 comentario: