domingo, 24 de mayo de 2009

Angel con alas de patito


Ángel con alas de patito
A veces me ahogo en un vaso de agua. Por eso quiero que sea buen navegante, y que sepa pescar.
Los meses que no llevan erre en su nombre son de veda, pero agosto es bueno para llegar a un lago, tomar una de las hojas que han caído sobre el agua y usarla como linea de flotación para el anzuelo. Saqué una trucha de buen tamaño y Xavier rió mucho mientras le quitaba el anzuelo de la boca y bailoteaba por el fondo de la lancha. Pero en cuanto se quedo quieta se puso serio, me miro a los ojos y se le quedo viendo. La tomó y la regresó al agua, y unos instantes después la veia nadar hacia otros peces, que, te lo juro, parecieron alegrarse mucho con el regreso de su congénere.
Decidí que volar cometas iba más acorde con su vocación.

2 comentarios: